Búsqueda

Cargando...

martes, 31 de diciembre de 2013


Navidad 2013

Me gusta la Navidad



Me gusta poner un gran árbol cargado de recuerdos y siempre pongo mi precioso Belén.
Me gusta adornar la casa con ángeles y con velas que casi siempre están encendidas. 
Me gusta mi casa especialmente en estas fechas...me gustan los preparativos de las Cenas y de los regalos de esos días.



Siempre voy con mi agenda, y mientras me tomo un café, apunto todo lo que tengo que hacer y aquellas ideas que me surgen o sugerencias que leo en revistas y libros por si me valen como canal para escribir.
Me gusta ver las calles iluminadas, me gusta comprar adornos nuevos y exclusivos de navidad...el ambientillo, el olor y el sabor de las castañas asadas, crudas y sobre todo del marron glacé...los escaparates y la mágia de las miniaturas de los Belenes.


Me  gustan las cosas ricas de la Navidad, las delicatessen, los postres, los platos principales


Me gustan los cupcakes vestidos de gala, el color y la forma de la cristaleria, el dibujo de los platos, las bandejas de deocupage.


Me gusta leer y hasta casi aprender de memoria las recetas que me atrapan.



Me gusta felicitar a la familia y a los amigos con el corazón abierto, y expresarles mis sentimientos, y que ellos se manifiesten de alguna manera...la comida, verlos sentados alrededor de la mesa.



Me gusta crear mis propias tarjetas de felicitación y regalar a mis amigos algo hecho por mi.



 salmón ahumado, licores, pasteles...


Me gusta cantar villancicos con mi coro...la adrenalina del principio, el ritual, y la templanza del final, los conciertos, las risas, los ensayos...compartir el tapeo y los chupitos.
Me gusta dejar los sentimientos libres y que afloren como quieran...desparramarlos, acordarme de todos los que están y de los que ya se fueron, y felicitar a aquellos que estan remolones.



Me gusta el rollito de las uvas, de los amuletos y de las braguitas rojas (aunque nunca me las ponga).



Me gustan Los Reyes, comprar regalos para todos y envolverlos de manera sofisticada... y sobre todo, me gusta la Noche de Reyes. 



Cuando ya esta todo preparado, apago las luces, me siento en el suelo, enciendo una vela y me tomo un chupito, aquel que debiera  beberse los Reyes y camellos y que año tras año acabo por tomármelos yo...jajaja... y mientras me tomo la copa, contemplo las ilusiones empaquetadas. 
Ver todo el salón inmaculado, repleto de paquetes y colores...en penumbra...comprobar que todo esta en su sitio...me encanta.


Es importante recordar que aunque hayan pasado 21 siglos, la Navidad tiene su significado por encima de lo dicho, hay que recordar que un día Dios nació entre nosotros.
 Recapacitar sobre lo verdadero   y no perdernos en lo banal.



Cada año es como si todo fuese mas pesado y complicado...y es porque olvidamos que todo es mucho más sencillo y que hay que simplificar, dando importancia a  lo que verdaderamente la tiene.


Estar juntos, comer rico y sencillo, repartir, regalar algo con significado y con cariño...y no complicarlo todo tanto perdiéndonos en trivialidades y grandezas...yo quiero llegar ahí.



Quiero desearos a todos lo mejor y que sigamos juntos compartiendo el día a día en este blog.


Feliz Navidad y un 2014 pleno

sábado, 6 de julio de 2013

Barks

Crujientes de chocolate


Somos muy peligrosas cuando estamos juntas mi hija y yo, siempre inventando, y a mi solo me hace falta una insinuación para inmediatamente ponerme a disposición.


Esta receta es fácil, divertida y muy rica...uffff


La hacía hace años y la he recordado al leerla en la revista  My Lovely Food, por cierto me encanta esta revista, es una publicación mensual muy interesante y cargadas de recetas dulces.


Y es que, como os iva diciendo, somos las dos un peligro; estábamos después de comer descansando en el sofá, viendo canal cocina, y dice Clara...mamá...¿hacemos los crujientes de chocolate?, y en décimas de segundo estábamos las dos en la cocina, con la tableta de chocolate derretida, discutiendo que le ibamos a poner por encima...jajaja


Terminada la faena y mientras se enfriaban en la nevera, dimos un buen repaso a las cucharas y a la pala que habíamos utilizado....como me gusta rebañar las sobras de chocolate...me puede


Terminada la faena, la segunda idea...mamá, ¿nos vamos un rato a las rebajas?, dicho y hecho, una duchita y a patearnos el centro. A la vuelta, nada más abrir la puerta de casa, directas al  frigo, a los crujientes.....jajaja...a catarlos...si es que juntas tenemos más peligro.


Aquí los tenéis...es una pasada...chocolate negro con galletas Belvita de Fontaneda y Cereales. 


♥   ♥  ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥  ♥   ♥   




Una tableta de chocolate negro
Unas galletas al gusto
Un puñado de cereales, cuantos más simples mejor.



Derretir al baño de María o en el microondas la tableta de chocolate y batir enérgicamente.
Untar con mantequilla una bandeja y encima colocar papel de horno.
Preparar en dos tazones, las galletas partidas y los cereales elegidos.




Poner dos columnas de chocolate sobre el papel y extenderla con una espátula.
Esparcir de forma caprichosa, con el chocolate aún caliente, las galletas y los cereales.
Meter en frigorífico hasta que enfríen, al menos una hora.
Partir y conservar en ambiente fresco para evitar que se derrita 




Que buena vista y que ricos


Un trocito dulce de complicidad

domingo, 30 de junio de 2013

Muerte por cupcakelate

Cupcake tres chocolates


Que voy a decir de esto...no tengo palabras ...muda me quede y con un cargo de conciencia de los que no hay derecho



y es que cuando me entra el mono por el chocolate me desdoblo...doctor Jekyll y Mr Hyde, el angel y el demonio...y siempre gana él, el chocolate, y cuanto más negro y cremoso mejor.


Soy mala...muy mala, porque se que pecare y mucho, y a pesar de saberlo siempre caigo, es más ya estoy dándole vueltas a la cabeza para el próximo


y que bonitos son madre...si es que meterse uno de estos en la boca con los ojitos cerrados, es como ver el mismísimo cielo...chocolate cremoso arriba, bizcochito de chocolate jugoso y corazon de trufa...pero si no se le pueden pedir más


Le coloque la cereza para refrescar el bocado...me encantan las cerezas confitadas...un día de estos tengo previsto volver ha hacer cerezas en almíbar...Diooooos...esas si que están buenas...recien compradas, deshuesadas, y metidas en un almíbar ligero de azúcar moreno y miel durante unos días...uffff...bueno, pero eso sera otro día, y ya os pasaré la receta...no os digo nada de como están con yogurt y cereales


Estas cositas están buenas desde que empiezas hasta el final...es una sorpresa detrás de otra


Bueno, aqui os dejo el cuerpo del delito, aunque estoy total y absolutamente convencida, que cuando uno disfruta tanto haciéndolo y come con prudencia...digo yo, que porque tiene que ser malo ¿verdad?




♥   ♥  ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥  ♥   ♥   



Bizcochuelo

140 g de harina
140 g de azúcar blanquilla
1 cucharadita y media de levadura
30 g de cacao en polvo, más dos cucharadas
100 g de mantequilla pomada o a temperatura ambiente
120 ml de leche 
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
Una trufa por cupcake


Almíbar
100 ml de agua
100 g de azúcar
Una cascara de naranja

Frosting de chocolate
260 g de chocolate negro
Una pizca de sal
3 cucharadas de azúcar glas
300 ml de nata entera

Adornos
Cerezas confitadas
Palitos de chocolate (opcional).





Bizcochuelo

Precalentar el horno a 180º y colocar las cápsulas elegidas en sus moldes.
Mezclar los 140 g de azúcar junto a los 100 g de mantequilla a temperatura ambiente, añadir el huevo, la cucharadita de esencia de vainilla y los 120 ml de leche en la que previamente habremos disuelto las dos cucharadas de cacao en polvo.
A la mezcla anterior añadiremos los 140 g de harina junto a la cucharadita y media de levadura y los 30 g de cacao en polvo, todo bien tamizado y mezclaremos lo justo para integrar todo con una cuchara de madera, o con la maquina a baja velocidad.



♥ 



Llenar cada cápsula en sus dos tercios con el preparado, y meter en su interior la trufa de manera que quede cubierta por la masa y así evitar que el chocolate se queme,



♥ 



Ya están listos para el horno, 25 minutos a 180 grados
Cuando hayan subido los pincharemos con una brocheta de madera hasta que esta salga limpia.


Almíbar

Poner al fuego los 100 ml de agua junto a los 100 g de azúcar, y las cáscaras de naranja hasta que se evapore parte del agua y vaya espesando. Guardar en un bote en la nevera porque tendréis para otra hornada




Dejaremos unos dos minutos enfriar y los perforaremos con la misma brocheta para posteriormente almibararlos generosamente.

Frosting de chocolate

Derretir los 260 g de chocolate al baño de María y añadir la pizca de sal, las tres cucharadas de azúcar glas  y los 300 ml de nata. Mezclar hasta que espese y de jar reposar una media hora en la nevera. 
Pasado este tiempo batir enérgicamente con varillas hasta que quede cremoso.


Llenar con la mezcla una manga pastelera con boquilla rizada y dejar reposar unos minutos hasta que coja cuerpo.




Cubrir los bizcochuelos con la crema de chocolate preparada formando grandes rosetones, y adornar con la guinda en almíbar y los palitos de chocolate.







Hacedlos, estan de muerte.

Bocado de Dioses... Pecado de Humanos

lunes, 17 de junio de 2013

Una delicia de bocaditos


Cake Pops de Oreo y Nutella bañados en chocolate blanco


Los Cake pops no son una golosina ni tampoco un bizcocho…los cake pops son pura creatividad…mil maneras de hacerlos.


Pueden ser de bizcocho compacto, si lo hacemos con una maquinita a la venta ya preparada para ello, podemos hacerlos triturando bizcochos y mezclandolos luego con crema de queso o chocolate crema...


o lo que se nos ocurra…en definitiva, pueden hacerse con los materiales que queramos, siempre que resulte una masa maleable con la que podamos conseguir bolas perfectas y consistentes.


En mi caso, y después de haberlos hecho de varias maneras, he optado por las Oreo, que al triturarlas ya quedan cremosas gracias al relleno. Yo no entiendo porque gustan tanto estas galletas, la verdad, pero la realidad es esa…en casa todo lo que lleve Oreo, éxito seguro. 


Si a la pasta de oreo se le añade un buen pegote de chocolate crema, la masa queda perfecta para moldearla y darle la forma que queramos


Bueno, pues aquí tenéis mis cake pops…no os digo nada de como están…envueltos en su dulce disfraz de chocolate blanco…casi no me da tiempo ha hacer las fotos…jajaja






♥   ♥  ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥  ♥   ♥   





Palitos de plástico, lo venden en cualquier tienda especializada. 
Un paquete grande de galletas Oreo.
Dos cucharadas grandes de crema de chocolate, tipo Nutella
Una tableta grande de chocolate blanco
Topping

Compre los palitos en CASA
Utilice la crema chocolateada de Ikea...es exquisita




Trituramos en una picadora el paquete de galletas Oreo y añadimos a continuación las dos cucharadas colmadas de crema de chocolate, mezclandolo todo bien. 


Si vemos que queda muy seca, añadimos un poco más de chocolate, si por el contrario esta pegajosa, añadimos más galletas…el fin es que quede en el punto justo que nos permita formar bolas perfectas sin mancharnos las manos y sin que se desmenucen.



 Una vez formadas las colocamos en una bandeja y las meteremos en el frigorifico unos 15 minutos. 


♥ 



♥ 



♥ 



A continuación, derretimos al baño de  María el chocolate blanco, e introducimos la punta de cada palito, y a su vez en cada bola, dejándolos de nuevo en el frigorífico otros 15 minutos.


♥ 



Una vez que queda todo en una pieza,  vamos bañando las bolas en el chocolate blanco, dándoles vueltas para que a la vez que enfrían vayan escurriendo el chocolate sobrante. 


Ya solo queda esperar que se enfríen un poco ...podemos colocarlos sobre una plancha de Porexpan.


Colocamos los topping y los vamos pinchando en su cakepopsquera, que es una palabra que me acabo de inventar, pero que no se como llamar , porta cake pops, supongo…los mantiene derechitos como chupa chups. Podréis encontarlos en tiendas especializadas y a muy buen precio en CASA.


Hice algunas como os he explicado y veis en la foto, y otras las deje que se secaran sobre la propia bola para posteriormente colocarlos sobre una capsulita pequeña de cupcake abierta.



 ♥ Son realmente atractivos y un bocadito delicioso  ♥